¿Qué tipos de trampas antimosquitos hay?

No comments yet

trampas-antimosquitos

Ya hemos hablado de la presencia de mosquitos en los hogares y en su entorno, las molestias que pueden causar y su gravedad cuando se convierten en plagas. También hemos enumerado consejos para reducir en lo posible los factores que atraen a los mosquitos y como evitar sus picaduras. Hoy os exponemos las soluciones que hay en el mercado sobre trampas antimosquitos para que puedas decidir cual elegir.

¿Cómo funciona las trampas antimosquitos?

En general, las trampas antimosquitos, en todas sus categorías, funcionan con un principio básico: atraer al mosquito a un espacio del que no pueda salir. Una vez dentro, el insecto muere por envenenamiento o por deshidratación. Para esta atracción, las trampas utilizan diferentes técnicas de donde derivan todos los modelos que están presentes en el mercado. También cuenta la escala en su utilización, pues puede ser para exterior (más grandes o de más potencia), de interior o para usos específicos como granjas, huertas, fábricas, etc.

En general, las trampas funcionan con atrayentes que imitan el olor humano, el calor corporal y el agua. Elementos que los moquitos necesitan para su supervivencia y para lo que tienen sensores específicos.

¿Qué tipos de trampas antimosquitos hay?

Una vez determinado el principio básico de atracción de los mosquitos y como funcionan las trampas, pasamos a indicar los tipos de trampas antimosquitos que hay, basándonos exclusivamente en su método de atracción. En general, hay cinco tipos de trampas antimosquitos bien diferenciados por el método de atracción:

Atracción por calor: atraen  a los insectos con este elemento, suelen ser costosas y se suelen utilizar en espacios grandes, ya sea en exterior o interior. Normalmente, el calor es emitido a través de un haz de luz o láser. Una vez el mosquito se acerca, es succionado por un ventilador o atrapado mediante un potente adhesivo.

Atracción por H2O: son efectivas tanto para interiores, como para el exterior. El punto principal aquí es la combinación de posibilidades que da el “anzuelo con agua” y CO2. Todas las trampas de este tipo tienen una bandeja especial para el agua que permite la fácil recolección de los mosquitos muertos. Estas trampas son mucho más económicas que las de calor.

Atracción por CO2: este tipo de trampas utilizan el dióxido de carbono como elemento de atracción para los mosquitos. Se suele producir mediante un proceso químico llamado fotocatálisis. Al emitir el dioxido de carbono, los mosquitos detectan este elemento como si fueran de un ser humano y la trampa los captura mediante un ventilador succionador hasta una caja hermética donde se deshidratan y mueren. Son ideales para exterior e interior, suelen ser resistentes y con una alta durabilidad. Además, las trampas antimosquitos más sencillas de CO2 son muy económicas.

Atracción por Rayos UV: este tipo de trampas suelen atraer al insecto mediante fluorescentes especiales de luz ultravioleta que les lleva a ser capturados bien por adhesivo o por absorción a un espacio cerrado. Son sistemas que requieren repuestos de lámparas. Tienen una alta durabilidad, bajo coste y son perfectas para interior porque no emiten gases ni olores molestos. Este tipo de trampas antimosquitos son ideales por su relación calidad/precio, en Quowu disponemos de un amplio catalogo de trampas antimosquitos por rayos UV.

Las mejores trampas antimosquitos en QUOWU

En Quowu tenemos todos los productos que necesitas para eliminar mosquitos, tanto para particulares como para empresas. Así, ponemos a tu disposición un amplio catálogo de trampas antimosquitos ajustadas a tus necesidades. Además, te lo enviamos a la dirección que especifiques en un plazo de 72 horas.


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *