Captura de insectos: tradición y alternativas

No comments yet

captura-de-insectos

La captura de insectos se puede realizar con plaguicidas, como se ha realizado tradicionalmente, o con las nuevas alternativas que la tecnología y la innovación, amén de una nueva conciencia ecológica, se están imponiendo. El uso de alternativas ecológicas en la agricultura durante los últimos tiempos ha conllevado un decrecimiento en el uso de métodos tradicionales. Son dos modelos opuestos, ¿cuáles son las ventajas de uno y otro?

Los plaguicidas: solución tradicional

Los plaguicidas son aquellas sustancias destinadas a prevenir la acción de determinadas plagas, eliminar insectos en general, que afectan a la salud pública y a la agricultura. Las plagas que combate pueden ser contra insectos (insecticidas), ácaros (acaricidas), moluscos (molusquicidas), roedores (rodenticidas), hongos (fungicidas), malas hierbas (herbicidas), bacterias (bactericidas), etc. Se llevan usando desde mediados del siglo pasado y han supuesto un extraordinario incremento del rendimiento de la tierra y de la productividad agrícola. Son más baratos que las alternativas ecológicas y fáciles de transportar y almacenar.

Lo negativo es que llevan químicos que disminuyen la biodiversidad, contaminan el suelo y el agua. Además pueden ser peligrosos para la salud si no se aplican adecuadamente, por lo que son peligrosos para el consumidor y pueden producir una intoxicación alimentaria. Diversos grupos ecologistas advierten que el consumo continuado de alimentos que contengan trazas de plaguicidas puede tener consecuencias negativas para la salud a largo plazo.

Captura de insectos con trampas

Los productos y sistemas naturales, utilizados antes de la llegada de los productos químicos, vuelven a ser demandados por la agricultura ecologica. Una alternativa propuesta son las trampas para la captura de insectos. Sus ventajas están claras: reduce el consumo de agua y son menos agresivos con los cultivos sobre los cuales se aplican. Además, las trampas contra insectos reducen el uso de productos fitosanitarios.

Una trampa usada para la captura de insectos evita la necesidad de fumigar, reduce el empleo de productos químicos dañinos y, sobre todo, no conlleva un gasto de agua que rondaría los 1.500 litros por hectárea. Estas trampas constan de un cebo y una mínima cantidad de insecticida y se ha mostrado especialmente efectiva en España, en la zona del Mediterráneo, donde la mosca de la fruta (Ceratitis capitata) ha ocasionado daños de importancia en cultivos y grandes pérdidas económicas a los agricultores. Además, conforme se estudia el comportamiento de los insectos, estas trampas evolucionan y se tecnifican cada vez más. Modelos como la trampa antimosquitos M10 no necesitan productos químicos y no utiliza sistemas de electrocución con molestos ruidos y malos olores, utiliza la tecnología LED que se ha ido imponiendo sobre los anticuados sistemas de captura de insectos.

¿Necesitas una solución efectiva para la captura de insectos?

En Quowu tenemos todos los productos para el control de plagas que necesitas. Tanto para particulares como para empresas. Es la tienda de productos para control de plagas con el catalogo más amplio: captura de insectos, colectividades, ambientación y mantenimiento. Te llevamos el pedido a donde nos indiques en un plazo máximo de 72 horas.


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *