La captura de insectos aumenta en verano

No comments yet

captura-de-insectos

Llega el calor, llega el verano, el sol, el buen tiempo. Las lluvias pierden frecuencia e intensidad, y se conforma uno de los entornos ambientales favoritos para que lleguen ellos: los insectos. Dípteros (moscas, mosquitos), odonatos (libélulas, caballitos del diablo), lepidópteros (mariposas y polillas), himenópteros (abejas, avispas, hormigas). Es la estación donde aumenta la demanda para la eliminación de insectos y el control de plagas voladoras.

 

Las plagas de insectos aumentan

La falta de lluvia y el aumento de temperaturas benefician la aparición temprana de mosquitos y provocan en algunos casos un auténtico problema de plagas. Se calcula que en torno a un 1% de los insectos existentes en la Tierra son perjudiciales para el hombre. Aunque a priori puede parecer que este número es pequeño, resulta de una importancia capital el daño que estas especies pueden ejercer sobre la economía global debido a su gran habilidad para adaptarse, la capacidad de reproducirse rápidamente en un  periodo de tiempo muy corto y su gran poder de dispersión. A estos factores hay que sumar el cambio climático en décadas recientes que no ha hecho más que agravar la proliferación de plagas de insectos cada vez más resistentes a los métodos convencionales de control de plagas.

Eliminación de insectos y control de plagas

Hay cuatro formas básicas para el control y la eliminación de insectos. El control físico, donde trata de controlar elementos como la temperatura, la luz o la humedad del ambiente  para controlar, combatir y eliminar insectos sin dañar, en la medida de lo posible, el elemento que se trata de proteger (hogar, cultivos, etc.).

El control químico, que trata de aplicar productos o sustancias especificamente preparadas para eliminar insectos y acabar con plagas. El control químico supone el uso de químicos que pueden resultar nocivos para el ecosistema, los cultivos o, más grave aún, para el propio ser humano. Este tipo de control de plagas deben realizarse con estrictas medidas de seguridad. Actualmente, es el sistema más empleado aunque organismos internacionales están abogando por la sustitución progresiva de estos métodos por un control biológico de plagas.

El control mecánico es otra forma de control de plagas que consiste en desplegar elementos que sirvan de barrera a la plaga presente con el fin de disminuir o erradicar su incidencia. Este tipo de controles pueden ser la recogida manual de los insectos que generan la plaga, la colocación de productos especializados para la captura de insectos, la protección mediante barreras electrificadas, etc.

Por último, existe el control biológico de plagas, que trata de insertar en la zona afectada por la plaga un depredador natural ya existente en la naturaleza para que acabe con los insectos invasores. Un ejemplo de este tipo de control sería el murciélago para acabar con los mosquitos y la mosca de la fruta, hongos naturales para combatir la avispa asiática, etc.

Productos para la captura de insectos

En Quowu tenemos todo tipo de productos al de para el control de plagas, tanto para particulares como para empresas. Ofrecemos productos especializados en Ambientación y Mantenimiento, Captura de insectos, Equipamientos especializados y Colectividades. Todos los productos son elegidos por su calidad y eficacia.


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *